Casas reformadas

Sabor mediterráneo

En el corazón de Menorca, esta deliciosa casa de estilo tradicional se ha rehabilitado con técnicas artesanales y respeto a sus raíces. El espíritu ecofriendly inunda todos sus rincones. ¡Un acierto!

28/06/2016 Realización: Reyes Pérez. Fotos: Angélica Heras. Texto: Miriam Alcaire. Plano: Hearst Infografía

En una isla tan especial como Menorca, y en el centro histórico de la bellísima Ciudadela... ¿A quién no le gustaría tener un refugio tan cálido y acogedor como éste? Con ese objetivo, el de sentirse como en la propia casa, se transformó lo que era un edificio en avanzado estado de deterioro en un delicioso hotelito -Home Menorca- decorado como una vivienda típica de Baleares, con todas las comodidades y la calidez de un verdadero hogar.

ASÍ FUE LA REFORMA
Heredada por una familia arraigada en la isla, sus dueños tenían claro que querían una casa integrada y respetuosa con su entorno. La magnífica rehabilitación asentó sus bases en un proyecto arquitectónico sostenible hasta en el más mínimo detalle. Tanto el plano actual de la vivienda como la ejecución de obras se deben al arquitecto Guillaume Michel, uno de sus dueños, y a Adrien Krauz, que como punto de partida conservaron la distribución original. Las grandes habitaciones que disponía la finca permitieron crear un sencillo cuarto de baño incorporado a cada una de ellas. Se preservaron y restauraron ciertos elementos y se usaron unos materiales autóctonos, de producción artesanal y local, para los revestimientos y decoración.

PIEDRA, MADERA Y CAL
En algunas habitaciones, el muro de piedra ha quedado a la vista y las paredes se han revestido con un acabado de cal fina. El pavimento de toda la casa es de baldosa hidráulica hecha en Menorca. También se recuperaron las antiguas ventanas -blancas por fuera y madera encerada en el interior- y las vigas de los techos, rascadas en la superficie y sin aplicar ningún acabado, para reafirmar un carácter rústico actualizado, tan entrañable y cálido.  Guillaume Michel es también el "creador" de algunos elementos destacados de la vivienda: el sofá del salón, o la singular chimenea han salido de sus manos.

AMBIENTE DE RELAX
La estufa merece mención aparte por sus especiales características. Artesanal cien por cien, resulta más que suficiente para calentar toda la casa en los meses fríos. Junto a ella se ha instalado una zona de estar muy acogedora. Un relajante chill-out, en el que se han dispuesto coloristas sillas y cojines sobre la alfombra. Los muebles de la casa están fabricados "a pequeña escala",casi todos en madera de pino, una de las variedades más abundantes de la isla. Realizados en distintas carpinterías locales, algunos fueron diseñados por los propietarios, al igual que la original lámpara del salón, "trenzada" sobre varias ramas de acebuche. Además de esta zona de estar, en la planta inferior del edificio está la cocina y el patio semicubierto. Utilizado como comedor al aire libre, es un lujo poder comer en el exterior y cenar bajo las estrellas.

VENTILACIÓN CRUZADA
Los dormitorios están bañados por el sol, y esa intensa luz queda reforzada por el color blanco de las paredes. Para evitar el exceso de calor en verano, las ventanas van provistas de contraventanas de madera. Los ventiladores en el techo sirven de apoyo a la ventilación cruzada, un sistema tan antiguo como eficaz para refrigerar... Natural 100% ¡esta casa es un sueño "eco" cumplido!


Comentarios

Publicidad