Buscador
Buscador

Casa Reformada

Una casa de campo ¡decorada para Navidad!

Esta vivienda malagueña fusiona con gran equilibrio la esencia andaluza y la luminosa estética escandinava. El magnífico resultado se merece un ¡olé!

18/12/2017 Realización: Pili Molina. Fotos: Carlos Yagüe. Texto: MÍriam Alcaire.

Podría estar situada en medio de un bosque nevado de la Europa fría, pero esta vivienda se encuentra, muy al contrario, en una de las zonas más cálidas del continente, en medio del campo andaluz de la provincia de Málaga, y a solo dos pasos del mar y de su aeropuerto. Se trata de un cortijo construido en 1945 del que la interiorista Ana Fernández, su propietaria y dueña del estudio de diseño de interiores Barefoot Styling, se enamoró a pesar de su estado ruinoso. Con residencia itinerante entre España y Holanda, el lugar le pareció perfecto para fijar el centro neurálgico de su actividad, e inició una reforma integral de la finca cuyo leit motiv fue que no perdiera su idiosincrasia.

LUZ A RAUDALES
El objetivo prioritario de toda la rehabilitación fue convertir los espacios en estancias acogedoras y luminosas. Para ello, además de abrir una gran ventana en la sala de estar, se "encalaron" todas las paredes y los techos, muchos de ellos de vigas de madera también blanqueadas.

En los suelos, sin embargo, se optó por un material moderno, como el cemento pulido, que da sensación de amplitud, limpieza y continuidad manteniendo, además, ese aspecto tradicional tan bonito. La vivienda es blanca, como las casas típicas de esta zona, y su construcción reproduce elementos característicos de la arquitectura autóctona. Los muros gruesos, para aislar tanto del calor como del frío, los techos de vigas de madera, los arcos de acceso a las distintas habitaciones...

Distribuida en dos niveles, disfruta de un patio protegido y muy aprovechable en invierno. Nada como sentarse en el columpio, realizado por Ana, al pie de un fuego y con el evocador olor de la madera quemada. Debajo de la escalera que lleva a la primera planta hay un gran hueco para almacenar una gran pila de leña.

Publicidad

Ver más articulos