Buscador
Buscador

¡Vaya cambio!

ANTES Y DESPUÉS: Todo un piso en una habitación

Diminuto pero increíblemente bien situado. ¿Cómo no reformar este espacio para optimizarlo al máximo? Nada le falta ahora.

05/02/2018 Estilismo: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq. Textos: Miriam Alcaire.

En pleno corazón de Madrid se halla esta superficie diáfana, que cuenta con una única estancia independiente, el baño. El resto se articula en ambientes bien diferenciados, a pesar de que no hay tabiques divisorios y van unidos unos a otros. Se llevó a cabo una reforma para renovar el cuarto de baño y la cocina. También se cambiaron los revestimientos y se pintaron las paredes. La moderna decoración ha corrido a cargo del estudio Pipa Interior Design, que priorizó funcionalidad y comodidad.  

Las ventanas determinan la distribución
Las áreas comunes se han dispuesto junto a ellas. La cocina, muy próxima a la más pequeña. El estar, junto a la más grande, y el comedor en medio de ambas. El dormitorio, situado justo en frente de la última, recibe mucha claridad.

Base blanca y uso certero del color
La pintura de las paredes y los suelos grises, así como el mobiliario elegido, potencian la iluminación y dan sensación de mayor holgura. El color, sin embargo, juega también una importante baza en zonas muy concretas y evita que los espacios sean demasiado planos. En textiles y azulejos dan vida el verde, burdeos, mostaza...

Revestimientos especiales
El papel pintado reafirma el carácter de zona de descanso del lugar en el que se ha destinado la cama. Las piezas cerámicasdel frente de la cocina, en turquesa, aportan vivacidad y movimiento, con su disposición en espiga. Y las del baño, añaden luz y un aire moderno.

CLAVES DECORATIVAS

- Elementos fronterizos: Una librería sin respaldo separa la entrada de la zona de descanso. Dada su ligereza, no estorba y deja pasar la luz.  

- Azulejos “con intención”: El salpicadero de la cocina, entre armarios superiores e inferiores, se ha cubierto con azulejos pequeños en espiga, disposición que da mucho movimiento y sensación de amplitud.

- Muebles polivalentes: El sofá es una cama supletoria. Delante de él, la pareja de mesitas de centro: prácticos contenedores y, a su vez, bandejas.

- Espejos para ampliar: Colocados en lugares estratégicos, como la pared del sofá, son elementos decorativos que tienen también una función utilitaria: la de “duplicar” la sensación espacial y rebotar la luz. ¡Buena idea!

Publicidad

Ver más articulos