Si tu pieza hablara

Ni una gota de más. Cambia de grifo y ahorra

¿Qué modelo elijo para mi lavabo?, ¿hay algún dispositivo para ahorrar agua?, ¿cómo puedo limpiarlo para que brille más?... Tu grifo, tiene mucho que decirte. Préstale atención y toma buena nota... ¡lo agradecerás en la factura!

18/07/2017

¿Estás al mando?
Los monomandos son los más habituales y fáciles de manejar. En los bimando es más difícil acertar con la temperatura.

Grifos con filtros.
La acumulación de suciedad en el filtro reduce el caudal de agua. Desenrosca, limpia con un cepillo de dientes y ¡listo!

Coloca en la boca un aireador.
Éste mezcla el agua con aire reduciendo hasta un 50% el consumo.

Reluciente.
Si es cromado, limpia con vinagre blanco en spray, y si es de acero inoxidable, rocía con bebida de cola y enjuaga.

¡Quién de verde se viste...!
Hay de diferentes acabados: mate, cromado brillante, de color, como éste  lima, Meta Plasma, de Dornbracht.

Cuestión de altura.
Si tienes un lavabo integrado, elige un modelo de caño bajo. Si es exento,  opta por uno alto o encastrado en la pared.


Comentarios

Publicidad