El espacio del mes

Un recibidor vintage

Este vestíbulo no solo es lugar de paso o antesala a la vivienda, sino un espacio muy práctico y con entidad decorativa propia. El secreto está en su estilo campero-vintage, que proporciona una imagen súper actual: no puede ofrecer mejor bienvenida.

17/12/2016

De buenas dimensiones, este vestíbulo se ha decorado para que cumpla no una, sino varias funciones: es a la vez una agradable sala de espera y lectura, un espacio para cambiarse de calzado y darse el último toque antes de salir a la calle e, incluso, un lugar de almacenaje.

Éstos son los aciertos:

- Elementos retros y rústicos. La bella puerta, las luminarias, incluso el pavimento, recuerdan las casas de mediados de siglo XX. Todo ello aderezado de pequeños detalles, habituales en las “casas de pueblo”, como la banqueta y las cajas de madera, el farol, la alfombra-estera... Un mix de plena tendencia.

- Plantas de hoja. Un gran macetero en el suelo y una balda volada con plantas colgantes refrescan y avivan el ambiente. La última opción “equilibra” la pared y decora la parte superior.


Comentarios

Publicidad